June 12, 2017

Un Corazón Sano = A Un Cuerpo Sano.

En la medida en que nosotros entendemos que Dios, el Gran Espíritu, el Universo, La Energía, como quieras llamarlo, EXISTE EN TI, empiezas a despertar tu poder de crear, tu poder de sanar.

Como ustedes saben yo llevó más de 15 años estudiando, conociendo, aprendiendo sobre este hermoso estado espiritual.

Para mí la espiritualidad es una forma de vida, es un camino que me muestra cada día que sin dejar de ser humana, hay una forma diferente de recibir y afrontar todos los avatares de la vida.

Sin ser un camino fácil y rápido siempre he estado acompañada de ese ser maravilloso que me sostiene cuando flaqueo, que me da seguridad cuando dudo, que me empuja cuando he querido desistir.

Este sentir de su existencia en mi es la que me ha llevado a entender que todos como humanos tenemos y vivimos continuamente en una montaña rusa de

emociones y sentimientos de alegría, de tristeza, de dolor, de rabia, de desilusión, de carencia, de amor, de miedo, de abandono, de soledad pero solo dentro de mi esta la decisión de quedarme alimentando esos sentimientos y emociones de baja vibración o tomar la emoción, darme permiso para sentirla, aceptarla y trabajarla para tomar lo que debo aprender y salir de ella lo más rápido posible sin juicios, sin reproches.

Mi experiencia y mi vivir actual me ha llevado a entender que para poder sanar mi cuerpo físico debo tener un corazón sano, un corazón abierto para poder aceptar aún sin entender muchas de las cosas que me pasan.

La reflexión que tengo para este día y para toda esta semana es que despertemos esa fe en esa fuerza interior (cualquiera que sea su nombre y su condición religiosa) descubramos esa fuente maravillosa de luz que nos acompaña siempre.

Todos, absolutamente todos tenemos la capacidad de sanar y lo podemos lograr a través de la conexión entre el cuerpo, la mente y el corazón.

Cuando tu estas conectado con tu fuente y re-conoces todo el poder que el desarrolla en ti, te puedes dar cuenta que a pesar de todas las dificultades que perturben tu corazón y tu alma nadie afuera te hace daño.

Al alcanzar ese estado de consciencia empiezas con amor y con compasión a entender que esa persona que “te miro mal”, que “te ofendió”, que “te hirió”, está viviendo su propio historia, tiene sus propios problemas, talvez más fuertes y graves que los tuyos y a través de esta compresión consciente perdonas, te liberas de esas heridas que te nublan el corazón y no te permiten ver mas allá.

Pero para llegar a perdonar debemos perdonarnos nosotros primero, debemos liberarnos de todas esas piedritas que van llenando y nublando nuestro corazón con sentimiento y pensamientos que no nos dejan pensar y ver con claridad la verdad.

Yo como ustedes estoy sometida continuamente en mi condición humana a vivir situaciones que producen emociones que me hacen perder la calma, me llenan de dolor, de tristeza, de ira; pero gracias al camino recorrido tomo conciencia de esa emoción, la acepto y la manejo para poder lograr la claridad mental que necesito para liberarla y no permitir que las historias que empiezo a crear alrededor de la situación molesta se asienten en mi mente y produzcan mayor dolor y malestar.

Siempre les digo a mis pacientes que en mi experiencia personal en la medida en que yo hago consciente mis reacciones y mis acciones para modificarlas cuando escucho a través de mi conexión con Dios que estoy actuando mal, mi campo vibracional, cambia inmediatamente y empiezo nuevamente a recuperar la paz que por momentos se ve perdida.

Escuchemos nuestro cuerpo, la Divinidad nos habla a través de él, si sentimos paz y armonía es porque estamos actuando en el amor, pero si por el contrario nuestro cuerpo esta incomodo, molesto es porque nuestras actuaciones no están en la vía correcta.

Ensayemos esta semana hacer consciente aquellas emociones y situaciones que nos llenan de plenitud y aquellas que nos perturban, así entraremos en contacto con nuestra Divinidad para lograr encontrar ese gran poder de sanación en nuestro cuerpo físico, emocional y mental.

Con Infinito Amor,

Beatriz Elena

Inspiración para todos los
días en Facebook.

Beatriz Elena Navia M. - 2019
¡DESCARGA GRATIS!

Los 4 Pasos Espirituales para VIVIR LIBRE DE ENFERMEDAD

Autorizo el tratamiento de mis datos personales. HE ENTENDIDO la información sobre Protección de Datos y Política de Privacidad y doy el consentimiento informado y no tengo ninguna duda al respeto. A través de estos datos, también recibirás acceso a nuestras comunicaciones, ofertas exclusivas y consejos útiles. Nunca compartimos tu información con terceros y puedes darte de baja en cualquier momento.
¡Descárgalo e inicia tu auto-sanación!
Descarga el Mapa de Ruta
Asegúrese de completar todos los espacios.