September 12, 2016

Quién Soy Yo - Parte I

Cuando nosotros tomamos la decisión de “despertar” lo más importante y fundamental para mí, es poder descubrir  QUIEN SOY YO….

Como les decía la semana pasada YO SOY más que un nombre, más que una edad, más que  un determinado sexo, más que  una procedencia, más que una profesión, más que la esposa de…. o más que la madre de….. Lo que sucede es que una de las tareas más complicadas que tenemos que aprender es describirnos a nosotros mismos,  saber  expresar que sentimos, que queremos, que buscamos y lo más importante  podernos reconocer como seres de amor, de luz, de sabiduría en permanente crecimiento y evolución.

El empezar a descubrir lo que verdaderamente somos, nos hace volver a nuestra esencia, nos revela una absoluta realidad y es el descubrir que no somos lo que creemos que somos;  por eso vuelvo y repito es una tarea poco fácil, pero absolutamente necesaria para lograr lo que verdaderamente  queremos  SER.

Para empezar nuestra tarea lo primero que tenemos que descubrir y aceptar son todas esas emociones y sentimientos negativos que nos hacen sufrir, que nos producen malestar, que nos causan dolor, que nos hacen reaccionar con ira. Este es un camino que siempre estamos postergando, aplazando, porque es un trabajo arduo, que requiere de mucha paciencia, de sinceridad, de persistencia y sobre todo de mucha comprensión hacia nosotros mismos ya que este  no consiste en castigarnos  y darnos todo el palo del mundo sino en sincerarnos con nosotros mismos para expresar ante cada uno de nosotros  de una manera abierta y transparente todo lo que nos incómoda para  empezar  a transformarlo.

En este recorrido vamos  a podernos dar cuenta que muchos de los conflictos a los que nos enfrentamos todos los días, no vienen del exterior, no tienen una procedencia de afuera, no tienen un dueño externo o una causa ajena, estos en realidad, no son más que el reflejo de todo lo que tenemos y llevamos dentro de nosotros, que por estar tan escondidos por tantos años nos cuesta mucho trabajo identificarlos y descubrirlos.

El conocernos a nosotros mismo no nos da el privilegio o el poder de no tener sentimientos negativos, de no sufrir, pero lo que si nos da,  es el poder y el conocimiento de cómo vivirlos, de cómo reaccionar ante ellos y sobre todo de cómo  evitar  llevarlos a nuestro interior. Cuando  nos vamos conociendo no dejaremos  de ponernos  triste o de llorar, pero con toda seguridad, nuestra  tristeza no nos  llevará a la depresión y a alimentar la baja autoestima, sino que habremos aprendido a controlarla, a identificarla  y a comprender sus posibles causas.

Todos nosotros buscamos continuamente la felicidad, y luchamos diariamente como llegar a ella, pero  cometemos un error ya que  la buscamos afuera, la buscamos en el exterior, la buscamos en lo material; cuando lo que tenemos que hacer es permitirnos ser felices, es darnos el permiso de  aprender por medio del autoconocimiento que los acontecimientos que vienen del exterior no nos pueden acabar, no nos pueden opacar, no nos pueden quitar mi derecho  A SER FELIZ, porque no son nuestros.

El auto-conocimiento nos permite desarrollar el valor y la fuerza para que cuando nos veamos enfrentados  a una enfermedad, a una crisis económica, a un duelo, o a cualquier situación dolorosa o de sufrimiento podamos recibirla como algo que se presenta en nosotros en un momento determinado  para hacernos  crecer y evolucionar. Por lo tanto evitemos a toda costa permanecer rígidos  a creencias y enseñanzas  que nos fueron dados y que venimos vivenciando desde mucho tiempo atrás.  Permitámonos evolucionar, cambiar, crecer, soltar, modificar, borrar todo lo que en un momento determinado nos haga sentir sensaciones desagradables en nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro espíritu.

Continuara…

Con infinito Amor.

Espero tu activa participación en este tema. Comenta y comparte.

Beatriz Elena

Inspiración para todos los
días en Facebook.

Beatriz Elena Navia M. - 2019
¡DESCARGA GRATIS!

Los 4 Pasos Espirituales para VIVIR LIBRE DE ENFERMEDAD

Autorizo el tratamiento de mis datos personales. HE ENTENDIDO la información sobre Protección de Datos y Política de Privacidad y doy el consentimiento informado y no tengo ninguna duda al respeto. A través de estos datos, también recibirás acceso a nuestras comunicaciones, ofertas exclusivas y consejos útiles. Nunca compartimos tu información con terceros y puedes darte de baja en cualquier momento.
¡Descárgalo e inicia tu auto-sanación!
Descarga el Mapa de Ruta
Asegúrese de completar todos los espacios.