September 13, 2016

Qué Tanta Paz Tienes Para Dar?

Mi publicación de hoy no tiene nada que ver con política pero si quiero aprovechar el momento histórico que está viviendo nuestro país para reflexionar un poco sobre el significado de la palabra paz.

La palabra paz proviene del látin pax (pacis), que significa acuerdo, pacto. La paz viene siendo como un estado de quietud o tranquilidad.

A nivel individual y social, la paz es el estado ideal que puede tener o aspirar un ser humano, o una sociedad, puesto que así se alcanza una situación de total armonía y equilibrio entre el corazón y la mente del individuo; es pues una ausencia de conflictos y luchas.

La única manera de lograr el progreso, el desarrollo y el crecimiento de una persona es a través del encuentro con su paz interior.

Al encontrar paz interior encontramos armonía, encontramos equilibrio, encontramos aceptación, encontramos respeto.

La paz para mí es mucho, pero mucho más que firmar unos acuerdos.

La paz para mí, es que todos los colombianos estemos convencidos de que vivimos en un país que tenemos que cambiar de raíz, que vivimos en una país que reclama honestidad, que reclama justicia social, que reclama inclusión, que reclama tolerancia, que reclama respeto por las diferencias, que reclama que seamos consecuentes con lo que pensamos y con lo que hacemos, que reclama compasión, que reclama lealtad, que reclama misericordia, que reclama amor.

Hoy, mañana dentro del tiempo que ustedes quieran poner, si cada uno de nosotros no entendemos y actuamos para cambiar nuestro interior primero, seguiremos viviendo en una sociedad donde lo primordial será tener la razón a toda costa haciendo que sea el ego el que siga gobernándonos.

Entendamos que la paz viene de adentro de nosotros, viene de ese respeto por la opinión del otro así yo no esté de acuerdo, viene de entender y aceptar el comportamiento del otro así no sea igual al mío, viene de darle la importancia que se requiera para acabar con los cordones de miseria que rodean la mayoría de las ciudades de nuestra linda patria, viene del convencimiento de todos sus dirigentes que lo importante es construir y no hacer para tener, viene del gran cambio que se debe hacer para terminar con la guerra entre pacientes y el sistema de salud, viene de la gran responsabilidad que se tiene para proteger la vida de todos los que nos movilizamos por nuestras bellas ciudades, viene del gran compromiso que se tiene para que ningún niño, ni adolescente, ni adulto, ni anciano se acueste con hambre, viene de tener la responsabilidad de apostarle a garantizar la educación de todos, viene de la responsabilidad de las empresas y empresarios de poner en práctica la inclusión, de no solo pensar en lograr grandes ganancias para sus dueños, sino en pensar en retribuir justamente a sus empleados.

Eso para mí es la verdadera paz, porque solo así podremos llegar a un estado de quietud y tranquilidad, solo así podremos llegar a encontrar ese equilibrio y armonía entre el corazón y la mente.  

Mi desconcierto es muy grande cuando oigo en noticieros, en redes sociales o en reuniones  a las personas que están defendiendo la paz ofender, insultar, enjuiciar, amenazar a aquellas personas que están en contra del proceso, más nunca de la paz, creo yo, y me pregunto Cómo puede esta persona hablar de paz si con su boca, con su mente y con sus expresiones está destilando guerra? Y crece aún más cuando los que están en contra de los acuerdos en vez de defender su posición con argumentos claros y contundentes atacan, hablan de bandidos, de terroristas, de criminales, sin detenerse un poco a pensar si dentro del corazón de cada uno de ellos hay la suficiente paz para defenderla desde su oposición.

Con infinito amor,

Beatriz Elena

Inspiración para todos los
días en Facebook.

Beatriz Elena Navia M. - 2019
¡DESCARGA GRATIS!

Los 4 Pasos Espirituales para VIVIR LIBRE DE ENFERMEDAD

Autorizo el tratamiento de mis datos personales. HE ENTENDIDO la información sobre Protección de Datos y Política de Privacidad y doy el consentimiento informado y no tengo ninguna duda al respeto. A través de estos datos, también recibirás acceso a nuestras comunicaciones, ofertas exclusivas y consejos útiles. Nunca compartimos tu información con terceros y puedes darte de baja en cualquier momento.
¡Descárgalo e inicia tu auto-sanación!
Descarga el Mapa de Ruta
Asegúrese de completar todos los espacios.