April 3, 2017

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.....

Hoy quiero contarles y compartirles lo valioso he importante que es la Gratitud para generar profundos cambios en nuestra vida.

Si amigas una palabra tan sencilla, tan simple, tan básica, es la gran causante de todos, absolutamente todos los milagros que ocurren en tu vida.

La gratitud es una de las energías más hermosas que brotan del amor incondicional.

Cuando manifestamos gratitud plena, verdadera, sincera, la energía del amor, de la alegría, de la satisfacción invade cada fibra de nuestro cuerpo, inunda de tal manera nuestro corazón que empezamos a experimentar unas ganas inmensas de repetir millones de veces gracias, gracias, gracias y sentimos una energía cálida, vibrante que se expande y baña deliciosamente con rayos de colores luminosos cada célula de nuestro cuerpo. Es algo tan grande y tan sublime lo que sentimos que casi no encontramos palabras para expresarlo.

La energía de la gratitud es la más poderosa del universo.

Si en el momento en que estemos atravesando o viviendo una situación difícil, hacemos un alto tomamos aire y damos las gracias por todas las bendiciones recibidas, miramos incluso a nuestro alrededor y damos gracias por todo lo que tenemos material en nuestro mundo actual y agradecemos este momento presente; por más terrible que nos parezca lo que estamos viviendo empezamos a notar que las cosas se calman, que el color negro que estamos viendo en este momento empieza a tornarse en gris hasta recuperar internamente nuestra paleta de colores. Esto sucede simplemente porque nos hemos alineado con todas las bondades, porque hemos entendido que debemos agradecer permanentemente los regalos y los milagros que ocurren cada momento de nuestra vida.

Yo como lo he escrito millones de veces, soy una convencida del gran poder creador y transformador que tenemos cada uno de nosotros.

Las condiciones están dadas para que a través del cambio de pensamientos y creencias las cosas empiecen a fluir, a cambiar. Todo depende de nuestra verdadera intención, de la capacidad de decidir qué es, y para dónde queremos ir y de la paciencia que tengamos para esperar el tiempo necesario para empezar a experimentar cambios en nuestra vida.

Ese gran poder transformador y creador se acentúa más cuando empezamos a agradecer, cuando empezamos a experimentar que todo lo que ocurre en nuestra vida son verdaderos milagros y agradecemos por ello, así nos los merezcamos, pero con humildad debemos agradecer ese inmenso amor incondicional que permite que nuestra vida en forma permanente tenga la capacidad de abrirse para recibir, para cambiar, para enmendar, para corregir, para limpiar, para crecer.

Esa simple, hermosa y grande palabra creo yo fue una de las causantes de mi amor y convencimiento y práctica continúa de Ho’oponopono. Gracias, es la vibración que me acompaña 24/7 para limpiar, para borrar, para auto-curarme, para entrar en comunicación con mi Divinidad y poder sanarme emocional y físicamente.

Gracias, Gracias, Gracias…..

Donde ponemos nuestra atención es donde plantamos esa semilla para crecer, para ser mejores seres humanos. Así, que si ponemos nuestra atención en aquellos que inunda nuestro corazón de gratitud abrimos las puertas para recibir más bendiciones para vivir esa energía que llega con más fuerza a nosotros.

La gratitud nos ayuda a eliminar los juicios. Nos enseña a ver cada situación y cada hecho vivido, por muy duro que sea con los ojos del aprendizaje, con los ojos de despertar, con los ojos del respeto por las diferencias, con los ojos del amor incondicional.

Somos seres energéticos y en la medida que trabajamos con la energía de la gratitud nos permitimos vibrar en una frecuencia más elevada. Nos alineamos con lo divino, con la paz, con la armonía, con la plenitud.

Tengo que confesarles que a medida que empecé a incorporar la energía de la gratitud en mi vida, la paz empezó acompañarme, el camino se empezó a tornar más luminoso, la mochila más liviana y a pesar de que las piedras siguen apareciendo en mi camino, tengo una forma más armónica y tranquila de quitarlas para que los tropiezos no magullen mi corazón.

Permitamos que la gratitud, esa sensación de amor incondicional que solo tú puedes manifestar, puedes sentir, puedes expresar invada completamente tu cuerpo para vibres solo en amor.

Gracias, Gracias, Gracias.

Con infinito Amor y Agradecimiento.

Beatriz Elena

Inspiración para todos los
días en Facebook.

Beatriz Elena Navia M. - 2019
¡DESCARGA GRATIS!

Los 4 Pasos Espirituales para VIVIR LIBRE DE ENFERMEDAD

Autorizo el tratamiento de mis datos personales. HE ENTENDIDO la información sobre Protección de Datos y Política de Privacidad y doy el consentimiento informado y no tengo ninguna duda al respeto. A través de estos datos, también recibirás acceso a nuestras comunicaciones, ofertas exclusivas y consejos útiles. Nunca compartimos tu información con terceros y puedes darte de baja en cualquier momento.
¡Descárgalo e inicia tu auto-sanación!
Descarga el Mapa de Ruta
Asegúrese de completar todos los espacios.