March 27, 2017

El Pasado Y El Ahora

Quiero que hagamos consciente y que pensemos en un tema que para mí es la base de la mayoría de las dificultades que vivimos y es la manera como tú y como yo vivimos el pasado.

Que tanto pesa el pasado en tu vida?

Que tanto le permites a ese pasado que se apropie y maneje tu presente?

Como percibes tu pasado?

Yo pensaría que consciente o inconscientemente le damos mucho poder. Y el problema para mí no radica en si el pasado conduce nuestra vida. La dificultad está en que cuando traemos nuestro pasado lo traemos con tristeza, con nostalgia, con dolor, con miedo, porque le sedemos mucho terreno a nuestras vivencias y recuerdos negativos y cuando nos damos cuenta de que es el pasado limitante, el pasado frustrante, el pasado de temor, el pasado de dolor el que gobierna un gran porcentaje de nuestra vida, nos cuesta recuperarlo y por consiguiente volver a la paz que hemos ido perdiendo.

El pasado es maravilloso, es sublime. Debemos honrarlo y agradecer todo las enseñanzas que nos ha regalado.

El pasado si aprendemos a verlo nos muestra lo que no debemos repetir.

Tomemos de ese pasado lo bueno, lo que nos enseñó, lo que nos ayudó a crecer, lo que nos hizo mejores seres humanos y amemos cada minuto que hemos vivido por más duro que nos parezca; ya que desde el amor es cómo podemos aprender a verlo.

Si nos centramos en este momento en el presente y hacemos consciencia de los pensamientos que tenemos en este instante, con muy pocas excepciones, esos pensamientos se remontan casi siempre a vivencias “malas” del pasado, de ese pasado de reproches, de ese pasado de juicios, de ese pasado de miedo, de ese pasado de sufrimiento.

Tú crees que vale la pena que este instante de tu vida en el que muy posiblemente estás viviendo otra situación se vea empañada por el pensamiento de algo que paso hace meses o quizás años?

El libre albedrio nos da la oportunidad de elegir si vivo pasado o veo y percibo las cosas tal y como son en este momento. Esa es mi responsabilidad.

Hagamos un ejercicio rápido, has consciente lo que estás pensando en este momento, si te gusta aliméntalo, endúlzalo, sino te gusta no lo retengas, déjalo pasar o cámbialo por la forma como hubieras querido que se desarrollara esa situación o por otro que si te guste. Esto nos demuestra una vez más que el pensamiento no es más que un pensamiento que elijo pensar ahora. Por eso tú puedes cuando tú lo desees dejar pasar ese pasado doloroso y traer a tu recuerdo esa situación desde lo aprendido, no desde el dolor.

Para esto debemos aceptar que siempre por muy dura que sea la situación siempre viene acompañada de una luz y esa luz es la que debemos traer a nuestro recuerdo cuando la noche empiece a ensombrecer nuestra mente. Tú puedes y tienes la capacidad para elegir que pensar….. aprovéchala para pensar lo que desees.

Empieza a vivir con la consciencia plena de que lo que estás viviendo en este instante es diferente a la que viví hace 1 hora. Si actué o no como tenía que hacerlo, ese

momento para actuar ya paso, el tiempo paso y en este instante mis circunstancias, mis momentos, mis pensamientos, mis emociones son diferentes.

Lo que nos hace daño no es la persona o la situación, lo que verdaderamente nos causa daño es la imagen del pasado, de ese pasado que me encanta alimentar, que me encanta cargar, que me encanta endulzar, porque siempre me hace ver como víctima, y no podemos ocultar que a nosotros nos encanta que nos victimicen. Pobre como sufrió, como le toco de duro. Pero nunca preguntamos, Cuanto aprendió, Cuanto amor pudo despertar a través de esa experiencia?

Todas las vivencias y realidades nos enseñan, llegan por algo, no hay casualidades, todo absolutamente todo tiene un para que y así es como debemos aprender a recibir todo lo que nos llega. Todo nos enseña, nos muestra algo, nos señala algo, para aprender quizás una forma diferente de reaccionar, una manera distinta de actuar, una forma diferente de verme y de ver a los demás. Debemos entonces que guardar lo bueno y soltar lo que no nos deja nada.

Si queremos lograr la tan anhelada paz debemos aprender que este momento…..este presente….este aquí…..este ahora…..es completamente nuevo, no lo habíamos vivido antes y los hechos de un pasado doloroso y frustrante yo solo los puedo transmutar en amor para poder ver la luz que me dejo lo vivido.

Por eso hoy, en este instante quiero invitarlas a que empecemos hacer conscientes de nuestros pensamientos, de las emociones que sentimos al traer ese recuerdo a nuestra mente, de determinar en qué lugar del cuerpo estamos sintiendo ese malestar, Porque solo así tendremos la capacidad para recibirlo, agradecerlo y transmutarlo en amor verdadero para que solo sea fuente de crecimiento y sanación para nuestra vida.

Mil gracias por estar aquí y ahora.

Con infinito amor.

Beatriz Elena

Inspiración para todos los
días en Facebook.

Beatriz Elena Navia M. - 2019
¡DESCARGA GRATIS!

Los 4 Pasos Espirituales para VIVIR LIBRE DE ENFERMEDAD

Autorizo el tratamiento de mis datos personales. HE ENTENDIDO la información sobre Protección de Datos y Política de Privacidad y doy el consentimiento informado y no tengo ninguna duda al respeto. A través de estos datos, también recibirás acceso a nuestras comunicaciones, ofertas exclusivas y consejos útiles. Nunca compartimos tu información con terceros y puedes darte de baja en cualquier momento.
¡Descárgalo e inicia tu auto-sanación!
Descarga el Mapa de Ruta
Asegúrese de completar todos los espacios.