September 12, 2016

Despertando?

Cuantas veces en los últimos años de nuestra vida hacemos nuestras rutinas con total responsabilidad, cumplimos con todos  nuestros deberes,  y sin embargo empezamos a experimentar en nuestro interior un gran vacío,  una sensación de que algo nos falta y sin querer se hace manifiesta una total inconformidad que se acompaña con una serie de interrogantes como YO QUE?....TODA MI VIDA VOY HACER ESTO?..... LA VIDA ES ESTO QUE TENGO AHORA?..... YO PORQUE ESTOY AQUÍ?...... YO QUIEN SOY?......LA VIDA ES ASI DE DURA?..... SIEMPRE TENGO QUE COMPLACER A  LOS DEMAS?

Y es así como un sin número de preguntas que no tienen respuestas inmediatas, empiezan a pasarnos todo el día por la mente para alimentarla y darle al ego la fuerza que necesita  para  crear películas que lo único que nos producen en nuestro interior es rabia. Una rabia incontrolable contra todo y contra todos: con el trabajo que tenemos, con el sueldo que nos ganamos, con las exigencias del jefe, con los profesores de nuestros hijos, con el cuerpo que tenemos, con la persona que comparte nuestra vida en ese momento, con nuestros hijos, con nuestros padres, con el frio, con el calor, con todas las situaciones que nos traen a nuestra memoria hechos o vivencias dolorosas y erróneas que sin querer se fueron plantando en nuestra memoria y que hoy se quieren manifestar a costa de lo que sea.

Esta rabia contenida y reprimida por muchos años, “para evitar problemas”, se convierte en un resentimiento enorme que se apodera de todo nuestro Ser y hace que aparezca “la noche oscura del Alma”. Esa noche que no sabemos cómo afrontar,  porque su peso penetra cada una de nuestras células, de nuestros tejidos, de nuestros huesos, de nuestras más pequeñas fibras y sin saber que hacer, pensamos… “yo soy muy de malas,” “yo soy mala persona”, “que suerte la que tengo”, “todo me sale mal”, “nadie me quiere”, “el dinero no es para mí”, y me sigo castigando hasta que la autoestima se va al piso y los resultados de mis actividades son cada vez peores volviéndose un caos total toda mi vida.

“El resentimiento es sentir repetidas veces los enojos, las rabias, las iras que vivimos en el pasado y que fueron provocadas por una persona o una situación. Es una rabia reprimida, por temor a las consecuencias o por el miedo a confrontar la persona o la situación que la provoco. Por lo tanto el resentimiento está  basado en una rabia reprimida, que se vive constantemente a través de los recuerdos y los pensamientos.” (Louise L.Hay). Para mí es el peor de los sentimientos, el más dañino, tanto que  “muchas veces se convierten en tumores y canceres”.

"El resentimiento es como tomar veneno y esperar que el otro muera". (Anónimo) Un día, sin ninguna causa aparente  empezamos a sentir que una luz se prende en nuestro interior, mostrándonos  con un sin número de mensaje (molestias físicas, enfermedades graves,  pérdida del empleo, ruptura con la pareja, tropiezos educativos de nuestros hijos, etc) que tenemos que hacer un alto en el camino, que tenemos que hacer algo porque así no podemos seguir, que debemos empezar a ver la vida de una manera diferente, en una palabra debemos empezar a aprender a vivir.

Esto no es un proceso fácil ni mucho menos. Uno de nuestros  mayores miedos es conocernos por eso rechazamos y negamos todas las situaciones que nos puedan confrontar con nosotros mismos, porque muy en el fondo sabemos que todo lo que estamos “pasando” o “sufriendo” es creado por nosotros. Para mí cuando descubrimos que algo anda mal y que tenemos que hacer algo para cambiarlo es como empezar a despertar y ese gran despertar nos lleva a no culpar a nadie por lo que nos pasa, ni mucho menos hacernos victimas  de  nuestros problemas, nuestra  vida es responsabilidad absoluta y única de nosotros, nada es fortuito, todo lo que vivimos es para nuestro aprendizaje y crecimiento. Esto es  “SER 100% RESPONSABLES DE NOSOTROS MISMOS”.

Al tomar el mando de nuestra vida, al sentir y reconocer que mi vida empieza hoy, que yo tengo el poder de crear mi vida y mi mundo, empiezo a aprender que el pasado ya se fue, que el futuro es lo más incierto que tenemos, y que lo único que nos pertenece es el momento, es el hoy, es el ya, tomando en nuestras manos el poder de cambiar nuestra forma de pensar, actuar y sentir ya que viviendo en el hoy estaremos continuamente presentes en cada momento y actuaremos siempre a consciencia logrando el crecimiento que necesitamos para llegar a SER.

Con infinito Amor,

Beatriz Elena

Inspiración para todos los
días en Facebook.

Beatriz Elena Navia M. - 2019
¡DESCARGA GRATIS!

Los 4 Pasos Espirituales para VIVIR LIBRE DE ENFERMEDAD

Autorizo el tratamiento de mis datos personales. HE ENTENDIDO la información sobre Protección de Datos y Política de Privacidad y doy el consentimiento informado y no tengo ninguna duda al respeto. A través de estos datos, también recibirás acceso a nuestras comunicaciones, ofertas exclusivas y consejos útiles. Nunca compartimos tu información con terceros y puedes darte de baja en cualquier momento.
¡Descárgalo e inicia tu auto-sanación!
Descarga el Mapa de Ruta
Asegúrese de completar todos los espacios.