September 13, 2016

Cuando Hacemos Lo Que Nos Apasiona

El llegar hacer lo que verdaderamente nos apasiona no es una tarea fácil, menos cuando cargamos sobre nosotros una serie de responsabilidades que día a día nos alejan del querer hacer lo que nos encanta.

Para muchos de nosotros el encontrar eso que nos apasiona, se vuelve un reto diario y yo creo que la mayor dificultad no radica en no saber, sino en el miedo que nos da el cambiar de situación, el salirnos, así no estemos muy cómodos de nuestra zona de confort, el dar ese paso, el enfrentar críticas, reproches, juicios que siempre nos incomodan. Puede más el miedo que la pasión por hacer lo que verdaderamente amamos.

Cuantas veces decimos y deseamos internamente, al ver un cuadro, que hermosura, me hubiera encantado saber pintar, al leer un libro, que belleza de escrito, me hubiera encantado saber escribir, al saborear una rica comida, yo amo la cocina, al ver un hermoso diseño arquitectónico, que belleza de diseño me hubiera fascinado tener habilidades para esto. Y así entre hubiera y hubiera, nos pasamos la vida haciendo cosas que nos ayudan a satisfacer una necesidades básicas pero que en el fondo del corazón lo único que encontramos es un vacío que cada vez se hace más profundo y más difícil de llenar.

Por eso yo insisto que para hacer lo que verdaderamente nos apasiona lo que más nos hace falta es valor, es querer  desde adentro, desde nuestro corazón ese gran deseo, ese gran sueño, es de pronto tomar una decisión determinante en nuestra vida, que  puede llegar a incomodar a muchos, puede que hasta tengamos que arriesgar algo, pero lo importante es el valor para romper creencias, para soltar y liberarnos de pensamientos y memorias ancestrales que nos activan nuestra “amiga loca”, que todos tenemos dentro y que sin querer muchas veces es la que maneja nuestra vida.

Todos absolutamente todos tenemos algo que hacemos mejor que otros, es una habilidad única, innata, que nos hace vibrar y palpitar el corazón cuando vemos que otro lo está haciendo, no mejor que nosotros, pero se atrevió a dar ese paso y es allí donde aparece nuestro sentimiento de frustración, de impotencia, de falta de poder y porque no hasta de envidia.

Hoy quiero invitarlos a que se arriesguen, a que den ese paso, a que se empoderen de lo que verdaderamente les gusta hacer y poco a poco lo vayan incorporando a su vida, por ejemplo, al que le gusta pintar, tome un curso de pintura presencial o en línea, lo mismo al que le gusta escribir, empiece por crear una página en Facebook, y haga escritos cortos y publíquelos, lo importante en este caso es actuar, es hacer, no quedarse en él hubiera, es dar ese gran paso para subir ese escalón.

Yo se los digo desde mi experiencia personal, el día que tomé la decisión de abandonar una empresa en la que llevaba trabajando  más de 15 años, sentí mucho miedo no se los voy a negar, estaba arriesgando unos ingresos que me daban tranquilidad económica, estaba tirando a un lado una zona de confort que me cubría, me protegía, pero gano más la honestidad conmigo y con la empresa. La pasión por lo que hacía se había acabado, ya no lo disfrutaba, ya era un sacrificio levantarme todas las mañanas a trabajar, todo me incomodaba, los resultados ya no me importaban. Los mensajes de alerta  llegaban de diferentes formas, y en mí, solo en mí, estaba la decisión de seguir así o romper con todo. Sin tener ni idea que iba a pasar conmigo y con los compromisos económicos que tenía en ese momento, un día de enero del 2013 saque el valor  y con la protección y ayuda de todos mis seres de luz y maestros hable con mi jefe y llegamos a un maravilloso y beneficioso acuerdo para mí. Acuerdo que aprovecho nuevamente la oportunidad de agradecer porque yo no perdí nada, yo gané todo.  Gane libertad, gane fuerza, gane amor, gane pasión y lo más grande me re-descubrí, porque aunque yo llevo en este camino espiritual 15 años, a pesar de todo lo aprendido siempre dentro de mi había un vacío, había una insatisfacción había, una necesidad de encontrar……..

Hoy libre, segura, respetándome, amándome, tengo la oportunidad de llegar a ustedes, con profundo respeto y amor, para que hagamos de este paso por este camino terrenal, un vivir más tranquilo, más armónico, más luminoso, más amoroso, mostrándoles a través de mis vivencias que las cosas pueden cambiar, si verdaderamente lo queremos, si verdaderamente lo sentimos desde adentro, si tenemos el valor para hacerlo.

Quisiera que compartieras,  cual es esa piedra que no te ha dejado avanzar o también que compartieras cual fue ese acto de valor que logro cambiar tu vida. Estas historias siempre nos hacen crecer porque cada vivencia está llena de grandes situaciones que nos permiten ver de pronto lo que no hemos querido ver y así nos permitimos liberar y borrar esas memorias y creencias que nos mantienen estancados.

Gracias por estar siempre allí.

Con infinito amor,

Beatriz Elena

Inspiración para todos los
días en Facebook.

Beatriz Elena Navia M. - 2019
¡DESCARGA GRATIS!

Los 4 Pasos Espirituales para VIVIR LIBRE DE ENFERMEDAD

Autorizo el tratamiento de mis datos personales. HE ENTENDIDO la información sobre Protección de Datos y Política de Privacidad y doy el consentimiento informado y no tengo ninguna duda al respeto. A través de estos datos, también recibirás acceso a nuestras comunicaciones, ofertas exclusivas y consejos útiles. Nunca compartimos tu información con terceros y puedes darte de baja en cualquier momento.
¡Descárgalo e inicia tu auto-sanación!
Descarga el Mapa de Ruta
Asegúrese de completar todos los espacios.